La dama y el vagabundo (Gouache, 27,5 × 42 cm)

Los sueños son frágiles, brillantes e ingrávidos. El tiempo y la muerte los devoran, y a ti, pobre conejo, tal vez te caiga alguna migaja. Vuelve a tu madriguera y cierra los ojos.